sábado, 19 de noviembre de 2011

Mi querido Claudio, hasta siempre


Esta mañana me levanté y te busqué... mi primera mañana sin tí y me costará muchas más llegar a comprender que ya no estás... Casi dieciséis años disfrutando y queriendo tu compañía, tus mimos, tus runruneos. Y ayer te fuiste, y yo a través de mi profunda pena encontré un momento para alegrarme, si, me alegré, porque lo necesitabas, porque era tu hora, porque allí donde estás ahora estás feliz, descansando, y no sufriendo más, como estuviste estos últimos meses... 
Y haciendo un balance de tu vida y de la mía, de la cual ocupaste casi la mitad,  sólo puedo más que agradecer a Dios por haberte traido hasta mí, aquella mañana de primavera, eras minúsculo, hecho un rumiento, maullando con todas tus fuerzas, intentando zafarte de las manos de la vecina que te tenía cogido como si tuvieras peste, diciendo que no le habías dejado dormir en toda la noche, porque te habías caido del tejado. Ni lo pensé y te subí conmigo, sabiendo que serías una feliz compañía para Cuchi... Ahora estás junto a ella, jugando los dos, y felices. Ya pasaste seis años sin ella, los más duros, porque además fueron los que la vida me hizo tener que separarme de tí en contra de mi voluntad. Primero fué la alergia que os cogí, no sé cuántos médicos me dijeron que me tenía que deshacer de vosotros, pero me negué, y procuré mantener menos contacto aunque a veces me era imposible, pero ahí estuve con mi alergia y disfrutando de vosotros... Luego fueron los periquitos, (a los que nunca hiciste amago de atacar a pesar de estar volando sobre tu cabeza durante innumerables días) que me provocaron asma y tuve que decirte que ya no durmieras conmigo en la habitación... Después fué el embarazo, ahí ya no te podía tocar, ni cuidar... gracias a que recibiste el cariño de Jose Luis, yo me sentía tranquila, pero tú notaste todo eso, y cuando nació Marcos estabas muy delgado porque dejaste de comer, yo lloré de pena, pero seguía sin poder darte el cariño que tanto necesitabas, y aunque ya volviste a comer y engordaste de nuevo, la enfermedad ya estaba en proceso, pero con el bebé yo estaba absorbida y tú seguiste enfermando, y hasta ayer... Ayer viernes 18 de Noviembre que se me fué una parte de mi vida. Te quiero mi tete, siempre te llevaré dentro de mi corazón... y quién sabe, puede que en otra ocasión nos encontraremos, así que no quiero decirte adíós, sino mejor, hasta otra... 


Quiero recordarte así, mi precioso gato peludo, con esa cara que impresionaba...



No puede haber habido gato más mimoso que tú...


Con nuestra querida Cuchi... mira qué pequeñita era cuando llegó a casa, y lo enormes que os hicisteis, este post también va por ella.




16 comentarios:

Pili dijo...

Ayyy Elena...que penita hija...pero bueno...quedemonos con los años tan buenos que hemos compartido con ellos...jo...
Un besito guapa mia

Isangel dijo...

Corazon, muchisimo animo y fuerza. Ainssss que penita da leerte mi niña!!
Un fuerte abrazote..

merche dijo...

Lo siento cariño, se perfectamente por lo que estas pasando, hace 3 años, se me murio Bugsy, un boxer, con el que comparti, tristezas y alegrias, como se les echa de menos, pero hay que quedarse con lo bueno que nos dan, yo ademas, tengo 2 perras y 2 gatas, que me dan la alegria, pero cada uno se lleva un trocito de tu corazon, besos y ya sabes adelante.

Anitras dijo...

Mucho animo Elena¡¡¡¡...dejan una huella grande en nosotros....BSSS

OKI dijo...

Ay mi niña cuanto lo siento.
Un abrazo muy fuerte y muchos besinos.

trueno dijo...

Elena no te puedo decir mas que lo ya te han dicho,un fuerte abarzo.
Berta

Nusael dijo...

Muchas gracias amigas queridas!!!

Edurne dijo...

Era precioso, no sabes cómo te entiendo, ánimo.
Un beso

Juani dijo...

Me has emocionado!!! Yo tambien he tenido un gato increible que aunque me acompaño por poco tiempo 6 añitos si te puedo decir que me ayudo muchisimo en esa etapa de mi vida, me dio mas de lo que yo le pude devolver despues vino mi Linda una perrita con ella estuve 16 largos años que me hizo disfrutar de lo lindo, tambien me dejo pero ahora comparto contigo este momento por el que ya algunas hemos pasado y te entiendo..... Animo y adelante.
Besitos.
Los llevaremos siempre en nuestro corazon.

Vickysue dijo...

Amiga querida... este post no lo había leído. Dios cuántoo he llorado leyéndolo porque comparto contigo el amor a los gatos. Lo siento enormemente, no te imaginas cuánto. Lo que sí te puedo decir que somos afortunadas por tenerlos a nuestro lado. Ellos nos dan tanto! Así que nos toca enseñarles que aprendimos de ellos a ser fuertes y seguir adelante. Ánimos!! TQM

Violeta dijo...

que pena que se fue Claudio
lo bueno es que siempre lo vas a recordar por todos estos años que te hizo compañía
y tu le diste mucho cariño, cosa que fue compartido
que estés bien

kinuki dijo...

Lo siento en el alma.No quiero ni recordar lo que se siente.Mi Terry está algo pachucho,y cada vez que lo miro,pienso en que voy a hacer sin él.Bsos.

Rosana dijo...

Hola Elena, he entrado a tu blog para saludarte y me encuentro con ésto...Cuánto lo siento y qué identificada me siento con tus palabras, yo tuve que renunciar a mi gatita este invierno pasado y sé muy bien lo que se siente.
Un abrazo y ánimo!

LAIA dijo...

Muchos besos, y como dices, allá te estará esperando siempre. No digo más que estoy en el trabajo y me están dando ganas de llorar.
Un gran abrazo, amiga.

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Un abrazo grande q se como te sientes y si... te esperara siempre...
un beso

Alejandra dijo...

Mira... la verdad que he navegando y "chsmeando" blogg he llegado al tuyo mediante otro, y por la foto de éste compañero que tanto extrañarás.- He ñeido cada palabra que has escrito, y has hecho caer mis lágrimas, la verdad... que palabras has escrito, cuanto amor has depositado!!!!! fuerzas! muchisimas fuerzas! y tienes que saber... que él seguirá contigo!